Descubriendo la gastronomía paraguaya

Resultado de combinar técnicas culinarias hispanas y precolombinas guaraníes, la gastronomía paraguaya  invita a degustarla sí o sí. Irresistible, tentadora y muy rica con el maíz como producto básico, en cualquiera de sus formas. Pasen… Y prueben.

La chipa

Una de las comidas más conocidas de esta parte de Latinoamérica. Típico y exquisito, es lo que se consigue en cada esquina, cuando las chiperas aparecen con sus canastas repletas sobre sus cabezas.

Esta comida se parece a un pancito pequeño, solo que su elaboración es a base de almidón de mandioca, queso duro, leche, huevos, manteca y sal. En algunos casos se le añade jugo de naranja, levadura, o aceite de girasol.

Sopa guaraní

La sopa guaraní o sopa paraguaya es rica hasta a la vista. Este es uno de los más famosos platos de Paraguay.

Esta sopa tiene la característica de ser “seca”. Tanto que es más un pastel, que una sopa. Sus ingredientes son huevos, queso fresco, cebolla, lechuga cuajada y -obviamente- harina de maíz.

Chipa Guasú

Una especie de pastel de maíz, que es muy parecido -visualmente- a la sopa paraguaya. Se cocina en horno o en tatacuá. Esto es muy típico en tierras guaraníes, ya que en lengua guaraní “tata” significa fuego y “cua” agujero o cueva. Es decir, un tipo de horno de barro. 

El Chipá Guasú,  lleva los siguientes ingredientes (para 12 porciones):

  • 1 Kg de choclo (maiz en grano) 6-8 mazorcas aprox
  • 1 cebolla grande o 2 pequeñas
  • aceite para freir la cebolla o 1 cda de mantequilla
  • sal a gusto
  • 5 huevos grandes o 6 pequeños
  • 1/2 taza de leche o cuajada
  • Queso a gusto (350 grs aprox)

Mandioca

La mandioca  es algo tan habitual como el pan. Tanto que nunca va a faltar -en cualquiera de sus formas- en las mesas paraguayas.

La manera habitual de consumirla es hervida.

Vorí-Vorí

Otro palto muy típico: el Vorí-Vorí.

Ya el aroma es una invitación a degustarlo. Se elabora con pollo, aunque también puede hacérselo con carne de vaca.

Vorí proviene del vocablo “borita” (bolita), por lo que significaría “bolita-bolita”. Y esto es, porque este caldo espeso, tiene pequeñas bolitas de harina de maíz y queso que se amasan con la mano. Exquisito.

Cocido paraguayo

El cocido paraguayo es otra cosa, que todo aquel que viaja a Paraguay no debe dejar de probar. Equivalente al té, se elabora en un plato con la yerba usada del tereré y azúcar. Sobre estos ingredientes se ponen brasas de carbón aún calientes, hasta que el azúcar y la hierba se funden.

Cuando todo se derrite, se echa en agua hirviendo, se deja reposar y finalmente se cuela. ¿El resultado? Una bebida caliente de color negro, muy, pero muy rico.

¿Te sorprendieron estos platos? ¡No dudes en degustarlos!

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.