El nuevo negocio de los alquileres temporarios hospitalarios

Dejan una renta de 7% anual en dólares, tienen demanda asegurada y presentan menos riesgos en cuanto a la integridad de la propiedad alquilada; cuáles son sus precios.

Un nuevo nicho dentro del negocio de los alquileres temporarios, que ofrece mayor rentabilidad, una demanda cautiva y una mayor seguridad en cuanto a la integridad de la propiedad. Se trata de los alquileres temporarios hospitalarios, que, como su nombre lo indica, se encuentran en zonas cercanas a los hospitales y se ofrecen a aquellos que viajan a la ciudad de Buenos Aires para hacerse diferentes tratamientos médicos.

Como se dijo, se distinguen de los alquileres turísticos porque no están a merced de las altas y bajas que suele tener el turismo. Además, a diferencia de los turistas, el público hospitalario suele ser más cuidadoso con los departamentos, y esto se debe a que pasan una gran parte de su tiempo visitando médicos.

Los precios van desde los $700 a $ 1.000 diarios, un monoambiente, $900/1.200, dos ambientes y hasta $1.000/1.300 diarios, tres ambientes. Mientras que un departamento normal está dejando un promedio de 3% anual en dólares, los temporarios hospitalarios arrojan 7% anual en dólares.

Lo que se suele hacer en la mayoría de ellos, cuando se alquila por más de cinco meses, es cobrar 20 días al mes en lugar de 30. Un monoambiente, a 20 días al mes, son casi $16.000 mensuales. Si se le descontan las expensas y el costo de la administración, quedan unos $12.000, un 70% más que un alquiler con contrato tradicional.

Estos números muestran que la renta es alta, y mucho más comparada con un alquiler tradicional y sin los problemas que comienzan a avecinarse para los locadores de departamentos como por ejemplo la nueva Ley de Alquileres nacional que ya tiene media sanción en el Senado y que los obligará a no ajustar más que una vez al año y a hacer contratos a 3 años.

“La demanda se compone principalmente de personas del interior del país que deben mudarse a Buenos Aires para hacerse tratamientos médicos que no se pueden realizar en el interior y de su grupo familiar que en muchos casos se muda para acompañar a la persona en tratamiento”, dice Esteban Sucari, socio de Ecocheras, empresa que tiene un emprendimiento de este estilo en la zona del Hospital Italiano.

La zona por excelencia para estas locaciones es la del Hospital Italiano, porque, según explica Sucari, allí viene mucha gente del interior. Además, muchos tratamientos solo se hacen ahí.

El auge de este nuevo negocio ha hecho que varias empresas se dediquen a ofrecer estos alquileres temporarios: entre ellas se cuentan Tempora Propiedades, HLP, Apart Hospital Italiano y Maxim Rentals.

“Por lo general hay una ocupación alta, de 80%, y no tiene estacionalidad, porque no es turismo. El mercado dice que es un negocio financiero, pero para que funcione hay que estar presente en todo momento, con un manual de procedimiento”, dice Alfano.

Airbnb tiene también mucho de eso porque son departamentos amoblados y podés reservar la fecha que querés y pagar con tarjeta. Lo que pasa que acá Airbnb estuvo un poco retrasado por el tema del cepo, pero ahora empezó a funcionar. Es más parecido a una hotelería que a un alquiler tradicional”, comenta Germán Gómez Picasso, director de la consultora especializada Reporte Inmobiliario.

En este negocio es importante que las construcciones sean adecuadas para ser usadas por personas que tienen dificultades para moverse. En el emprendimiento que está comercializando Ecocheras en la zona del Hospital Italiano, por caso, se ampliaron todas las puertas, se cambiaron las bañeras por duchas con agarraderas y se instalaron tres ascensores (uno de ellos camilleros). “Además, se puso una planta entera de amenities. Tiene una cantidad de unidades pensada para que pueda funcionar un alquiler temporario”, indica Sucari.

NOTA: La Nación

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.