El Parque Nacional Los Alerces declarado Patrimonio de la Humanidad

El pasado viernes 7 de julio, la UNESCO reconoció al Parque Nacional los Alerces como Patrimonio Mundial Natural.

La Lista de Patrimonios de la Unesco sumó un destino argentino con la incorporación del parque nacional patagónico que fue reconocido por su fauna, flora, paisaje y belleza natural y por lo tanto debe ser conservado para las próximas generaciones.

El Parque se sitúa en la provincia de Chubut, en la precordillera de Los Andes. Surcado por lagos, ríos y arroyos, es hogar de algunos de los árboles más longevos del planeta.

Fue creado en 1937 en el Departamento Futaleufú y es la unidad de conservación terminal que incluye a los Parques Nacionales Lago Puelo, Nahuel Huapi, Arrayanes y Lanín. Su superficie total es de 263 mil hectáreas.

La UNESCO basó su decisión en que el parque alberga un bosque milenario con valor universal excepcional por ser el alerce la segunda especie viviente más longeva del planeta y en la particular belleza natural del entorno.

Otra característica distintiva del Parque Nacional Los Alerces radica en que es una pieza clave y fundamental para conservar los ecosistemas boscosos de la porción más austral y oriental de los Bosques Templados Valdivianos, una ecorregión considerada por los científicos como prioritaria y sobresaliente para la conservación a escala mundial.

La propuesta aprobada comprende 188.379 hectáreas del Parque Nacional Los Alerces, de las cuales más de siete mil protegen Bosques Milenarios de Alerces (Fitzroya cupressoides), con ejemplares que alcanzan 2.600 años de existencia.

Según la UNESCO, “la Lista del Patrimonio Mundial es un legado de monumentos y sitios de una gran riqueza natural y cultural que pertenece a toda la humanidad. Los Sitios inscritos en la Lista de Patrimonio Mundial cumplen una función de hitos en el planeta, de símbolos de la toma de conciencia de los Estados y de los pueblos acerca del sentido de esos lugares y emblemas de su apego a la propiedad colectiva, así como de la transmisión de ese patrimonio a las generaciones futuras.”

En el caso de Argentina otros Parques Nacionales declarados patrimonios son: el Parque Nacional Los Glaciares en 1981; el Parque Nacional Iguazú en 1984, y el Parque Nacional Talampaya, en el año 2000.

Si bien cada lugar declarado Patrimonio Mundial pertenece al país en el que se encuentra, su debida protección y conservación merecen la atención de los Estados miembros de la Unesco por ser de interés para la humanidad.

Nota de Intriper.
No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.