House sitting: Una estadía a cambio del cuidado de mascotas

¿Cuántas veces te preguntaste qué hacer con tus mascotas en tu próximo viaje? El house sitting es una modalidad que surge en respuesta a esto.

Con el house sitting podrás brindarle alojamiento temporario gratuito a quien esté dispuesto a cuidar de tu casa y/o mascotas mientras te ausentas por un viaje.

Si bien en Argentina es bastante común recurrir a un familiar, amigo o vecino para que cuide de nuestras plantas o mascotas cuando salimos de vacaciones, en otras culturas no sucede lo mismo, y es por ello que se recurre a diferentes alternativas.

Alojamiento gratuito

Considerando que viajar resulta cada día más caro, los viajeros inventan todo tipo de estrategias para seguir recorriendo el mundo sin gastar un peso. Y en este sentido el house sitting ha venido a ocupar un lugar fundamental.

Existe cerca de una decena de plataformas digitales que ofrecen hoy este servicio, no sólo facilitando los contactos entre potenciales interesados, sino prestándoles además cierto marco de formalidad.

Además esta modalidad es una manera diferente de hacer turismo, porque permite disfrutar de las comodidades de una casa, conocer las costumbres, visitar lugares que están fuera de los circuitos turísticos tradicionales, y en el caso que te gusten las mascotas, poder cuidar de ellas, mientras sus dueños están ausentes.

La confianza como valor fundamental

Si bien existen plataformas que otorgan la seriedad y el compromiso necesario para poder llevar adelante esta práctica requiere como valor principal la confianza en el otro.

Prácticas como couchsurfing o la posibilidad de alquilar habitaciones dentro de una casa y poder “convivir con extraños” por un tiempo demuestran que aún se pueden crear sistemas que desafíen al miedo y a la inseguridad.

Internet colabora como intermediario en la conexión y nos permite acceder al historial del otro: todo está ahí, en la nube, los comentarios y las recomendaciones, las buenas y malas experiencias. Creemos en su palabra, porque en definitiva, queremos creer en la bondad humana.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.