Inti Raymi: comienzo del año nuevo andino

El Inti Raymi es el comienzo del año nuevo andino. En esta ceremonia inca los pueblos se reúnen a agradecerle al Sol, el Tata Inti, y reafirmar la consecución de sus ciclos. Se trata de la noche más larga del año y la reaparición del astro rey simbolizaba su triunfo sobre las sombras.

Cuando el sol empieza a abandonar el hemisferio sur y empieza el invierno, se celebra el Inti Raymi. Danzas, música y regocijo, acompañan la celebración.

En Perú la celebración se lleva a cabo el 24 de junio de todos los años en los escenarios del Templo del Qorikancha, Plaza de Armas del Cusco y la Explanada de Sacsayhuamán. En Jujuy se festeja en el Pucará de Tilcara y en Huacalera, por donde atraviesa el Trópico de Capricornio.

Se recibe el nuevo año solar a la media noche (del 20 para el 21 de junio) con los primeros rayos del “Tata Inti” y se realizan las ofrendas.

El ritual no se puede realizar en cualquier sitio. Las coordenadas exactas son señaladas por el monolito que indica el paso del Trópico de Capricornio. Allí se encenderán dos enormes fogatas para amenizar el entorno, siguiendo la tradición heredada directamente desde los tiempos del Imperio Inca.

A la medianoche se celebra el Año Nuevo Solar, momento en el cual se “abre la boca” a la Pachamama para entregar las ofrendas y peticiones en lo que se conoce como Corpachada.

Poco después de las 9, cuando despunta el primer rayo del Sol los participantes levantan sus brazos y comienzan con alabanzas y rezos en quechua, aymará y castellano, agradeciendo por todo lo recibido y se le pide por el nuevo año que inicia. Es el final de la noche más larga, que contrasta con la luminosidad del nuevo día y la alegría del comienzo de un nuevo año agrícola.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.