Lugares que hay que visitar sí o sí en México

“MÉXICO, de mar a mar te viví, traspasado
por tu férreo color, trepando montes
sobre los que aparecen monasterios
llenos de espinas,
el ruido venenoso
de la ciudad, los dientes solapados
del pululante poetiso, y sobre
las hojas de los muertos y las gradas
que construyó el silencio irreductible,
como muñones de un amor leproso,
el esplendor mojado de las ruinas…”

Esto escribió en 1940 Pablo Neruda. Si el poeta se enamoró esta ciudad, ustedes también. Vamos a repasar a continuación, los lugares que hay que visitar sí o sí en México. Empezaremos con cinco, para más adelante completar con más cantidad. Tranquil@s, hay tiempo para conocer todo…

Famoso D.F.

La Ciudad de México siempre se caracterizó por mezclar clases sociales, mezclar épocas y ser un encanto para cualquiera que lo visite. Respeto por construcciones arquelógicas, mantener viva la cultura aborigen, la modernidad latente, la fe resumida en la Virgen de Guadalupe, el tráfico que es un contraste fuerte de todo esto. Esta parte del mundo, es ideal para pasar por todos los estados…

Monumento a la Revolución

Este icono emblemático se convirtió, desde el vamos, en uno de los recintos históricos más importantes del país. Aún conserva su estructura original y se destaca, por ser uno de los pocos monumentos en todo el mundo que se pueden explorar en su totalidad. Esto es: desde la cimentación hasta su parte alta.

En su planta baja está el Museo Nacional de la Revolución. En el mismo, se muestra el desarrollo de este movimiento mexicano a través de cientos de insignias, documentos, banderas y fotos.

Desde hace dos años se permite el paso a los turistas, que se dejan llevar por su vista panorámica de 360°.

Auditorio Nacional México

Diseño impactante y sonido inigualable, son algunas de las características del Auditorio Nacioanl de México.

Este recinto cultural alberga gran variedad de eventos importantes en el presente, al igual que los que ha celebrado: conciertos, exposiciones artísticas, espectáculos de danza. Algunos de ellos han sido Miss Universo, presentación de la famosa banda de rock alternativo, R.E.M. y más.

Construido en 1952 por los arquitectos Pedro Ramírez Vázquez y Gonzalo Ramírez del Sordo, se rediseñó en 1991 por Teodoro González de León y Abraham Zabludovsky, para llegar a sus 10 mil asientos, alrededor del escenario.

En su interior está el Órgano Monumental del Auditorio Nacional (OMAN), cuya creación comenzó en 1934. Es un enorme instrumento de 15.633 flautas, que se encuentra entre los más grandes de Latinoamérica.

Estadio Azteca

Seas o no futboler@, vas a conocer el siguiente emblema tricolor. Estamos hablando del Estadio Azteca, una de las obras futbolísticas más importantes e imponentes. En él se celebraron dos históricos campeonatos de la Copa Mundial: 1970 con Brasil como campeón y 1986, cuando el campeón fue Argentina.

Construido en 1966, por los arquitectos Pedro Ramírez Vázquez y Rafael Mijares, y ubicado al sur de la Ciudad, puede albergar a más de 100,000. En la “catedral del fútbol mexicano”, se dieron dos de los hechos más importantes de la historia del fútbol. La mano de Dios y el mejor gol del siglo, en la zurda de Diego A. Maradona.

Palacio de Bellas Artes

Tiene que ver, también con el centenario de la Independencia, ya que para este hecho fue creado. Es un centro artístico e histórico, de estilo Art Nouveau. Acá podrás ver funciones de ballet, ópera y música clásica.

El Palacio de Bellas Artes se convirtió, desde el vamos, en la principal institución de arte y una de las más importantes arquitectónicamente hablando, de la Ciudad de México. En su interior, la gente se topa con su sala principal que es iluminada por la luz natural del domo de cristal.

Cuenta, entre tantas cosas, con tres niveles dedicados al arte, con obras de famosos muralistas mexicanos.

Museo Frida Kahlo

Si van a México y no pasan por el Museo Frida Kahlo es como no haber ido. “La Casa Azul” es la mejor manera de adentrarse al mundo íntimo, de una de las artistas más importantes y reconocidas del mundo.

Sus pasillos, estudios, cuartos y jardines, los encantarán, al igual que su obra.

En 1955, después de su muerte, el lugar fue donado por su esposo, para que cumpliese la función, que lleva a cabo en el presente, desde 1958.  El proyecto estuvo a cargo al museógrafo y poeta, Carlos Pellicer, que generó una atmósfera como si la artista siguiera viviendo en ella.

Cuenta con 10 salas de exposiciones, 5 permanentes y 5 temporales, a las que se pude acceder. También al comedor, la cocina, el estudio y los cuartos de Diego Rivera y de Frida.

Enamórense ustedes también, de esta ciudad como lo hizo Pablo Neruda…

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.