México: problemas con aguas residuales en destinos turísticos

La situación es complicada tanto en la Isla Holbox, en Yucatán, como en los jardines flotantes de Xochimilco, en Ciudad de México.

Los problemas con las aguas residuales en estos lugares llevaron a funcionarios a advertir de amenazas para los residentes y el turismo.

El tratamiento de aguas residuales en todo el país nunca ha ocupado un lugar demasiado importante en la agenda de los gobiernos de turno, pero el alcalde de Holbox dijo a la agencia Associated Press que la situación alcanza niveles críticos en la isla, en cuyas aguas color esmeralda viven flamencos y tiburones ballena.

Según el alcalde, en cada esquina hay un pequeño colector, pero de los 81 instalados, 21 presentan fallos y vierten orines.

Medios locales reportaron que los restos fecales se acumulan en los terrenos pantanosos bajos próximos a la planta de tratamiento de aguas residuales.

La planta se construyó hace 15 años para prestar servicio a 800 personas y no está preparada para gestionar los residuos generados por hoteles, turistas y nuevos residentes que llenan la pequeña isla de Yucatán. Ahora tiene 3.000 habitantes y su población crece durante la temporada alta.

En Ciudad de México

Aunque es menos visible, un problema similar afecta a los “jardines flotantes” de Xochimilco, de acuerdo con un reporte publicado la semana pasada. Declarado Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, el distrito de la Ciudad de México está compuesto por una serie de canales y parcelas agrícolas construidas por los aztecas en camas de juncos, raíces de árboles y tierra.

El informe elaborado por la Universidad Autónoma Metropolitana en colaboración con el grupo cívico local Controla tu Gobierno, indica que la mayor parte del agua que llega a los canales de Xochimilco desde la planta de tratamiento de aguas residuales Cerro de la Estrella contiene “un alto nivel de coliformes fecales que indican (la presencia) de aguas residuales”.

Las autoridades deberían considerar frenar el suministro de agua tratada a los canales, donde se emplea para regar huertos, sugiere el estudio.

Muchos agricultores de Xochimilco cambiaron las plantaciones de vegetales por flores por la contaminación del suelo. Varios de los canales están cubiertos por una capa de lodo verde.

Pero la situación podría empeorar, según el reporte. El 80% de los residuos de la capital mexicana se tratan la planta del Cerro de la Estrella, explicó. Si esta registrase una avería como la de Isla Holbox, sería el fin de Xochimilco y el desastre se expandiría a toda la ciudad.

Nota de Clarín.
No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.