Podría peligrar la realización del carnaval de Río 2018

Las escuelas de samba de Rio de Janeiro, protagonistas del carnaval más famoso del mundo, ponen en duda su participación en el carnaval 2018, debido a que el alcalde Marcelo Crivella reduciría a la mitad el apoyo económico que les brinda el gobierno.

Al alcalde Crivella, ex obispo de la iglesia Universal del Reino de Dios (Pare de Sufrir), desde el año próximo destinará la mitad de los fondos de las escolas do samba a escuelas primarias de las favelas.

Además se comenta que al alcalde nunca le gustó demasiado el carnaval, de hecho este año no asistió, lo cual sorprendió y preocupó a las Escolas do Samba.

Pese a su poca simpatía por la fiesta mantuvo el subsidio municipal de 2 millones de reales (640 mil dólares), pero acaba de anunciar la disminución de ese presupuesto a partir del año próximo.

El alcalde evangelista explicó que ante la crisis económica que afecta a Brasil, se vio en la necesidad de redefinir sus prioridades: parte del dinero que antes era destinado al Carnaval será orientado a las escuelas primarias municipales, gran parte de ellas ubicadas en las populosas favelas.

“Todo esto nos exige austeridad y sacrificio. Todos precisan contribuir. La Alcaldía está contribuyendo. Recortamos secretarías, recortamos más de mil cargos políticos. El carnaval precisa contribuir con nosotros y ayudarnos con ese esfuerzo”, argumentó Crivella.

Afectadas por la crisis económica las principales Escolas do Samba de Río de Janeiro amenazan con no participar en el próximo Carnaval.

“Frente a las dificultades que las Escolas atraviesan se hace prácticamente inviable realizar el espectáculo”, afirmó Jorge Castanheira, que preside la Liga Independientes de Escolas do Samba (Liesa). Además dijo hoy que la suspensión del carnaval afecta a las escolas, municipio y a la cultura de carnaval. El carnaval es una fuente de ingreso y de imagen y atracción para Río que recibe cientos de miles de turistas extranjeros cada año.

Los problemas económicos ya habían afectado los desfiles del último carnaval donde las Escolas presentaron números sin tantos fulgores y con menos danzarines.

En este sentido, las escolas esperan reunirse con el alcalde para llegar a un acuerdo,  de lo contrario no descartan a apelar al gobierno del presidente Michel Temer.

Nota de Clarín.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.