Puerto Rico se enfrenta al huracán María

El ciclón María tocó este miércoles tierra a las 6.15 hora local (10.15 GMT) en la costa sureste de Puerto Rico en la localidad de Yabucoa. El cilcón se convirtió en un huracán de categoría 4  y vientos de 250 kilómetros por hora, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos.

En el puerto de Yabucoa se registró un aumento del nivel del mar de 1,3 metros de altura.

El ciclón había perdido algo de fuerza esta madrugada al ceder 30 kilómetros hora con respecto a los 280 que generaba en las últimas horas.

Según informó agencia AP, volaron techos y se rompieron ventanas al acercarse el huracán a Puerto Rico al amanecer, con casi 900.000 personas sin suministro eléctrico y un árbol que cayó sobre una ambulancia.

Impacto en el Caribe

Este huracán, que se convirtió en poderoso con categoría 5 en apenas 24 horas este lunes, ya impactó en las Islas Vírgenes estadounidenses, Guadalupe, Martinica y Dominica, entre otras antillas menores, donde ha causado al menos dos muertos y cuantiosos daños materiales.

En base a la velocidad de sus vientos, María es la octava tormenta más potente en la historia del Atlántico, empatada con otra. La segundo en la lista es Irma, que llegó a tener vientos de 300 kilómetros por hora (185 mph) y mató a 38 personas a su paso por el Caribe y a 36 más en Estados Unidos antes este mes.

Los vientos de fuerza del huracán se extienden hasta 95 kilómetros desde el centro de María y sus vientos de tormenta tropical se sienten hasta 240 kilómetros, indicó el NHC, con sede en Miami (EEUU).

María superó a Irma como el huracán más poderoso de la temporada, con una presión de 909 milibares, horas antes de alcanzar la costa de Puerto Rico, que no recibía un ciclón de categoría 5 desde 1928.

Por este motivo, las autoridades locales alertaron de que María puede ser el peor huracán del que se tenga registro en la isla, por lo que pidieron a los ciudadanos que evacúen las zonas inundables y aquellas viviendas con techo de zinc y construidas con madera, porque los fuertes vientos se las pueden llevar.

NOTA: La Nación

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.