¿Qué hacer cuándo estamos en una turbulencia?

No debe haber nada más complicado que en un viaje de avión pasar una turbulencia. Te dejamos algunos consejos para que superes esas situaciones.

Cuando un avión está pasando por una turbulencia, se asemeja a cuando en el auto pasamos por una calle con varios pozos. Ponerse bajo “un manto de nervios” poco va a ayudar, por lo primero que tenés que hacer es tratar de relajarte. Buscá algo que te te ayude a eso, como ponerte música fuerte, cerrar los ojos y “no pensar” que estás ahí.

No importa si hay sol, porque pese a ello el cielo siempre está en movimiento y en algunas zonas se dan perturbaciones en forma de remolinos; que se conocen normalmente como “olas del cielo”.

No es que sea fácil sólo decirlo, sino que tenés que tener presente que las turbulencias no son una amenaza para los pasajeros. Ya que los pilotos pueden saber la intensidad y el tiempo de estos “pozos”, gracias a unos radares especiales.

Tipos de turbulencia

¿Cómo saber si la turbulencia que estamos atravesando es grave o no?

Turbulencia leve: En este tipo de turbulencia sentirás se mueve, que el cinturón te aprieta un poco, pero todo estará tranquilo y la tripulación va a trabajar como si nada.

Turbulencia moderada: En este caso el cinturón aprieta un poco más y la tripulación pedirá que todos que vuelvan a sus asientos. El servicio no se interrumpe, seguirán trabajando pero con ciertas precauciones.

Turbulencia intensa: Acá el servicio se interrumpe. Y te van a pedir que te sientes sí o sí, o podés darte la cabeza contra el techo. ¿Lo mejor? No gritar y tratar de mantener la calma. Pero quedate traquilo/a: Una turbulencia intensa es muy poco probable.

Para que anotes…

Pero si aún no te quedás tranquilo, esto es lo que podes seguir haciendo:

  • Ajustar el cinturón y guardar la bandeja (para no golpearse).
  • Guarda cualquier objeto suelto por ahí (por la misma razón).
  • Relajarse y aceptarla como algo normal. Sí, sabemos que es difícil, pero es lo mejor.
  • No aferrarse a los descansabrazos porque uno termina tenso.
  • Tratá de no comprar asientos en la parte trasera del avión, que es donde más se siente.
  • Buscá como punto de atención a la azafata. Si la mirás y ella está tranquila, entonces no debes preocuparte por nada.
No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.