Recorré el Camino de los Artesanos en Córdoba

Si bien en las sierras todos los caminos son diferentes, existe uno que se destaca por ser un paseo más que interesante. Estamos hablando del Camino de los Artesanos, entre Villa Giardino y La Cumbre. Son 12 kilómetros con tiendas, que poseen lo mejor del arte regional.

¿Cómo comenzó?

Este sendero, que empezó con la idea de que el turista pueda pasar a ver los talleres y saber cómo se logran los productos, para así poder valorarlos más lo que van a comprar y el trabajo de los artesanos, comenzó en la casa de uno de los artesanos, hace más de veinte años.

El camino va itercalando naturaleza y el trabajo del hombre, en medio de un lugar que se conforma como inspiración para los artesanos, con tanta belleza serrana. De ella también sacan muchas de las materias primas, para darles formas varias y variadas. Los primeros que comenzaron el Camino, fueron los que hacían panes caseros, manufacturas, dulces. Con el tiempo, se sumaron personas de municipios cercanos donde se corrió la voz.

El recorrido

Córdoba cuenta con este recorrido, que es más que eso. Es un tesoro compuesto por cestería, cuadros, bijouterie, piedras semipreciosas, esculturas, tejidos a mano en lana de oveja, comidas y varias cosas más, que en realidad habla sobre el verdadero tesoro: sus artesanos.

Si están en Villa Giardino, se accede por Avenida San Martín hasta encontrar cartel que indica doblar hacia la izquierda. Si, por el contrario, están en La Cumbre, el ingreso es por calle Belgrano o por Avenida Argentina, detrás del Golf Club rumbo al sur, siguiendo los carteles indicadores.

Algo que hay que destacar es que cada lugar tiene su rubro propio, es decir que se verán obligados de detenerse en cada puesto… Sí o sí. Como los cientos, los miles de turistas que frenan sus automóviles para bajar y dejarse llevar, no solo por lo que ven, sino por lo que transmite este paseo.

Y si bien las artesanías son lo que llama la atención, también sus casas de té con espectáculos musicales y artísticos de gran nivel. Es decir: placer, conocimiento, disfrute y relax, sumado a la interacción con los artesanos, para aprender y saber más sobre esta practica.

El paseo conviene por todos lados. Van a ver mucho en pocos kilómetros. Disfruten, mientras realizan el Camino de los Artesanos.

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.