Todo lo que tenes que saber sobre la Isla de Pascua

Es increíble, es asombrosa, magnífica, mágica. Es hermosa, por donde se la mire. Y está llena de misterios que atrapan a más de un/a viajero/a. Es la Isla de Pascua y a continuación, lo que tenés que saber de ella.

Todos sabemos que la Isla de Pascua, se ubica en la Polinesia de Chile en medio del Océano Pacífico. También que su superficie de 163,6 km², se ha transformado con el paso del tiempo, en uno de los lugares obligatorios para ir -al menos- una vez en la vida.

El lugar -la mayor isla del Chile insular – cuenta con 5035 habitantes. Los mismos, tienen entre sus antepasados a la etnia rapanui, que ha dejado un legado mítico: las estatuas moái. Todo lo mencionado anteriormente ayudó para que el Parque nacional Rapa Nui, en 1995, haya sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Qué hacer en la isla

Si bien la isla es chica, el alojamiento no falta. Desde complejos de cabañas hasta hoteles. Entre los primeros existe el Morerava, de madera sustentable, para respetar los valores que promueven en la isla, sobre el cuidado ambiental. Un medio ambiente, que representa un suelo y un clima ideal, con temperaturas constantes de entre los 20 y los 25° C.

En estas tierras es habitual ver caballos, porque los isleños los crían para ofrecer largas cabalgatas. Así el disfrute, se asegura haciendo cumbre en el Terevaka, que es el mayor de los volcanes. En estos caminos, las caminatas son invalorables y para los amantes de deportes extremos, se puede hacer mountain bike.

Hanga Roa es la capital de la isla. Allí, todo viajero se encuentra con lo que necesita: servicios y tiendas. La misma se puede recorrer en sólo tres o cuatro días, ya sea por motu propio o con excursiones.

Los misterios de la isla

Si hay algo que destaca a esta parte del mundo, es estar llena de misterios. Lo primero es la escritura milenaria, que los antiguos isleños llevaron adelante. Rongo-rongo, fue llamada y son cientos de glifos, que se guardan en tabletas de madera. Como diezmaron a la población, nadie después pudo saber su significado.

Lo otro y más famoso, es que el lugar está con varios ejemplares de moáis. Esas esculturas son la atracción primordial de este lugar. Es que nadie se explica cómo llegaron hasta allí y hasta hay teorías que exceden lo terrenal.

Lo que sí se sabe es que eran culto de ancestros, donde formaban un altar sagrado y fueron tallados en el volcán de Rano Raraku. Datan de los siglos XIII y XVI… Y no perdieron nunca su vigencia. Como hasta ahora, como día a día en el pasado y en el presente.

Dejate llevar por este video. Dejate llevar por la Isla de Pascua.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.