Un mágico espacio de misterio y silencio: el Salar de Uyuni

Conocido como el desierto de sal más grande y alto del mundo, el Salar de Uyuni es un paso obligado para aquellos que buscan encontrarse con paisajes enigmáticos, que quedarán grabados en la memoria. Es la puerta de entrada a la región del Altiplano boliviano, un mágico destino para vivir experiencias increíbles y que no hay que dejar de visitar. 

Ubicado en el departamento Potosí, al sudoeste de Bolivia, esta región semi desértica y de tierras volcánicas, ofrece a sus visitantes el escenario ideal para aquellos que disfrutan de la fotografía y el turismo aventura. Se sitúa a 3650 metros por sobre el nivel del mar, y abarca alrededor de 12 mil kilómetros cuadrados.

El origen del salar se remonta a 40.000 años atrás, tras la evaporación de antiguos océanos que cubrían esta zona de planeta conformando por al menos once capas de sal de entre dos y tres metros de grosor. Se estima que el Salar de Uyuni contiene 10 billones de toneladas, de las cuales menos de 25.000 toneladas son extraídas anualmente.

En el Salar de Uyuni se ofrecen varios paseos, como el circuito turístico desierto blanco, laguna de colores, entre otros.

Una de las primeras paradas es el cementerio de trenes, donde se encuentran los restos más importantes de la maquinaria ferroviaria del Alto Perú, durante el siglo XIX.

A unos cuantos minutos vas a encontrarte con Colchani, un pequeño pueblo a orillas del desierto blanco donde todo esta construido con este elemento cristalino. Allí vas a poder comprar artesanías y hasta visitar un museo de sal, el cual tiene entrada liberada.

En el centro de esta planicie, el turista encontrará la Isla Incahuasi, también conocida como la “Isla del pescado”. un sitio de características excepcionales, ya que es una especie de oasis repleto de gigantes cactuses, y es la única señal de vida por varios kilómetros.

En el entorno de este desierto de sal, cerca del legendario volcán Thunupa, de 5.400 metros, se acentuaron los pueblos que vivieron del comercio de la sal, y dejaron una herencia de culturas ancestrales.

Durante tu paso por el salar, también se pueden visitar las Termas de Polques, aptas para el baño;  la Laguna Verde, ubicada hacia el límite con Chile y al pie del volcán Licancabur; y la Laguna Colorada, con aguas de coloración carmín debido a la presencia de minerales. En esta laguna viven flamencos, permitiendo crear una escena única y espectacular.

 ¿Qúe necesitás saber sobre el Salar de Uyuni?

Tiempo para visitar el Salar

Generalmente se trata de un recorrido de entre dos y cuatro días, no solo por la extensión blanca gigantesca, sino porque es una ruta que incluye numerosos atractivos del altiplano boliviano, como espectaculares lagunas de diversos colores, formaciones rocosas y un entorno desértico único repleto de fauna autóctona.

¿Recorrerlo por cuenta propia o contratar un tour?

Si bien no es obligatorio contratar un tour para recorrer el salar, si es muy recomendable. Es importante tener en cuenta que el camino tiene pocas indicaciones, y que es un lugar perfecto para perderse, ya que el Salar tiene 10.500 km cuadrados de extensión y  apenas hay referencias visuales. Si no conoces bien el lugar, pueda que corras el riesgo de quedarte varado durante la temporada de lluvias. No corras riesgos y procurá informarte bien antes de aventurarte a recorrer este magnifico lugar.

¿Cuál es la mejor época para visitar el Salar?

A esta pregunta la respuesta varía en las preferencias personales. Como para que tengas en cuenta, entre los meses de mayo y noviembre son las estaciones frías, pero la ventaja es que las lluvias son escasas, o mejor aun, inexistentes.

Por otro lado, entre enero y febrero el clima es mucho mas cálido, y a la vez, la temporada lluviosa en la zona. Lo que puede resultar un atractivo mas interesante ya que es un fenómeno que solo se da durante esa época del año.

¿Dónde se puede dormir?

Las opciones de alojamientos son bastantes diversos. Por lo general, son austeros y no incluyen las sábanas, de modo que hay que llevar saco de dormir grueso para estar calentito durante las frías noches del altiplano boliviano.

También hay refugios que permiten compartir la habitación con otros viajeros, lo cual hay que tenerlo muy en claro antes de viajar.

Para aquello que buscan mayor confort, algunos tours ofrecen pasar la noche en el pintoresco Hotel de Sal Tambo Loma, construido con bloques de sal extraído del salar.

¿Qué llevar al Salar?

  • Ropa cómoda y abrigada.
  • Calzado cómodo (idealmente de trekking).
  • Traje de baño y toalla (para Termas de Polques).
  • Anteojos de sol.
  • Bloqueador solar.
  • Saco de dormir.
  • Agua (1 litro por persona, por día).
  • Pasaporte.

No te pierdas la oportunidad de conocer uno de los paisajes más sorprendentes e increíbles de Sudamérica y el mundo. Preparte para vivir una experiencia única en el Salar de Uyuni. 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.